oct 5 2007

LA NECIA REALIDAD

La experiencia de esta Semana San_¶
ta vuelve de poner de manifiesto¶
que la realidad es necia, tozuda, y¶
que los problemas no se resuelven¶
en el BOE, papel a fin de cuentas¶
aunque lo aguante todo, ni en el¶
país de la utopía. En modo alguno¶
se frivoliza aquí el cómputo trági_¶
co de accidentes, ni se trata de¶
aprovechar su machacona repeti_¶
ción anual para rebatir con ello los¶
argumentos de los responsables de¶
Tráfico al imponer un baremo de¶
sanciones para muchos excesivo¶
–excluyendo, naturalmente, la¶
conducción ‡2realmente‡1 peligrosa o¶
la conducción con ‡2realmente eleva_¶
dos‡1 niveles de alcohol– y que el ciu_¶
dadano no puede percibir como al_¶
go útil sino como otro ejemplo¶
más de presión sobre presión.
         Asturias, con una red viaria¶
principal que debiera estar moder_¶
nizada hace dos décadas y que ‡2aún¶
no lo está‡1, y con una red secundaria¶
difícil, aún cuando el Principado¶
invierte cada año, y cumple, cuan_¶
tiosas cantidades en este capítulo¶
de mejoras, es un ejemplo de que¶
no todo consiste en apretar al con_¶
ductor, sino que hay que equlibrar¶
con la realidad innegable de que¶
con atascos kilométricos y carava_¶
nas interminables salvo que uno se¶
atiborre de ‡2lexatas‡1 cual si de pipas¶
‡2Facundo‡1 se tratasen, acaba tenien_¶
do la tentación de ir a más de cua_¶
renta si puede, aunque lo marque¶
la señal, o de adelantar pisando¶
un ‡2pelín‡1 el principio de la continua¶
cuando piensa que libra bien. Tráfi_¶
co ya ha reconocido que algo no¶
funciona –de hecho, uno de sus¶
responsables se curaba en salud en¶
la mañana del lunes–, pero es con_¶
veniente que se rebaje más el tono¶
de “toda la culpa es del conductor‡”
Porque no es así.
(LA VOZ DE ASTURIAS 10/ 04/ 07)


casas