feb 21 2008

Agustín de Luis, togado

No piense el lector que me he confundido con el apellido, no. Trátase de que Agustín de Luis Criado, exjefe de la Policía Local de Oviedo y posteriormente de Seguridad Ciudadana en la capital del Principado, siendo alcaldes consecutivamente Antonio Masip y Gabino de Lorenzo, jurará como nuevo letrado y colegiado del Ilustre de Abogados de Oviedo, junto a otra veintena de togados, pasado mañana viernes, 22 de febrero, en el paraninfo del edificio histórico de la Universidad de Oviedo.

Sólo quienes conocen íntimamente a Agustín, su familia en primer lugar, saben lo que significará para él ese instante, a la postre una foto, como consecución feliz de un reto personal mantenido contra el viento y la marea de la maledicencia, la insidia y el trato gratuitamente insultante a un profesional que, a él le compete que no a mí hablar de ello, ha puesto la cara para llevar golpes destinados a otros y ha aguantado con coraje inusitado rejones injustos para su labor.

En momentos realmente duros, Agustín tenía la ilusión de acabar, examen a examen, asignatura a asignatura, la carrera de Derecho, materia que siempre lo apasionó, ya sea desde la propia filosofía del derecho, desde la óptica del legislador, en cuanto a la aplicación de las leyes o respecto a la proporción de la pena.

Agustín le robó horas al sueño, al descanso merecido, pero pasado mañana pondrá su toga con legítimo orgullo. Y la llevará con estilo, pues ya en su juventud, cuando seminarista, tuvo ocasión hasta de jugar al fútbol con traje talar. Metes un gol. Felicidades!


casas