ago 31 2010

El consumo total de aceite de oliva en España durante 2009 ascendió a 506,8 millones de litros

Según un estudio realizado por el Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria del MARM, el consumo total de aceite de oliva en España durante el año 2009 ascendió a 506,8 millonesde litros y supuso un gasto próximo a 1.314 millones de euros. Del total de litros de aceite consumidos, un 88,7% correspondió a los hogares, mientras que en la restauración comercial se consumió un 9%, y en la
restauración social y colectiva el 2,3% restante.
Concretamente, los hogares españoles consumieron en 2009 cerca de 449,51 millones de litros de aceite de oliva y gastaron 1.145,6 millones de euros en este producto, siendo el consumo per cápita de 9,83 litros, con
un gasto por persona y año de 25,05 euros. Por variedad de aceite, en los hogares se consumieron 294,47 litros de aceite de oliva no virgen y 155,04 litros de aceite de oliva virgen.
Asimismo, el estudio señala que las personas retiradas, los adultos independientes y las parejas adultas sin hijos son los que más aceite de oliva han consumido. Por comunidades autónomas, Asturias y Canarias
son los lugares de mayor consumo de este producto.

En cuanto al lugar de compra, en 2009 los ciudadanos recurrieron mayoritariamente a los supermercados, con un 53% de cuota de mercado, seguido del hipermercado con un 30,9%, mientras que el establecimiento especializado concentró el 3%. Además, la cooperativa supuso el 2,6%, el autoconsumo el 1,8% y otras formas comerciales el 8,7% restante.
Por lo que se refiere al consumo y gasto en restauración, colectividades e instituciones, durante el año 2009 estos establecimientos adquirieron 57,3 millones de litros de aceite de oliva y gastaron cerca de 168,4
millones de euros en este producto. De esta cantidad, el consumo de aceite de oliva virgen extra supuso un 34,2%, el aceite de oliva virgen el 12,7% y el resto de aceites de oliva el 53,1%.
Por áreas geográficas, las comunidades autónomas que demandaron mayor volumen de aceite de oliva para la restauración comercial fueron Andalucía, Extremadura, Comunidad Valenciana y Murcia.
Por otra parte, este estudio también indica que el consumo total de aceites que no son de oliva ascendió a cerca de 343,1 millones de litros y supuso un gasto próximo a 406,3 millones de euros. El mayor porcentaje
del consumo de este producto se concentró en los hogares (55%),
mientras que la restauración comercial supuso el 38,4%, y la restauración social y colectiva el 6,6% restante.


casas