dic 29 2011

Miembros de la Sociedad Micológica La Corra, se reunieron un año mas, en la tradicional “Cena de los Inocentes”

La presente edición coincide con el 40 Aniversario

De nuevo, fue el Restaurante La Gruta, el escenario para la celebración del encuentro anual institucional, de la “Cena de los Inocentes”
Acudieron este año los siguientes,conforme aparecen en la fotografía:José S.Ocaña, Mario Hevia, Ignacio Navarro, Rafael Álvarez, Armando Álvarez, Monchu LLana, Manuel S.Ocaña, Antonio Blanco, Jesús Alonso y Jesús Rodríguez. No acudieron en esta ocasión, los asiduos Dr.Sanchís que por motivos familiares está en Barcelona y Eduardo Estébanez que llamó desde Mérida (México) anunciando la imposibilidad de acudir este año.El que si lo hizo viniendo desde Santander como siempre, fue Jesús Alonso que trajo consigo la lotería para el Niño como tiene por costumbre.
Este año 2011 que se despide, tiene un carácter especial, ya que con él, se cumplen nada menos, que 4 décadas de la fundación de esta asociación ejemplar, que fue pionera en España y que desarrolló una importante labor didáctica y de prevención en el consumo de los hongos.
En Asturias, con muy poca tradición micológica, la misión de La Corra fue vital para los aficionados a recolectar setas, ya que tenían en la sociedad de la Calle Armando Palacio Valdés de Oviedo un lugar fidedigno, para para desvelar sus dudas y recibir los consejos apropiados, para identificar “la mercancía” que habían recolectado en sus paseos al campo los fines de semana.
Esto vino sucediendo durante mucho tiempo, hasta que hace 7 años, La Corra cerró sus puertas, quedando solamente en Internet, mas bien como cosa simbólica, su portal www.lacorra.com con datos relativos a la sociedad.
No obstante, la sociedad ovetense, sembró la simiente, para que en los últimos tiempos, afloraran un buen número de sociedades micológicas en Asturias, que continúan con la buena tarea de divulgación, ante la gran afición que ya existe por el conocimiento del mundo de los hongos, que como se sabe, entraña no poco riesgo ante la temeridad de consumir setas, si no se toman las debidas precauciones.


casas